No te quedes con la curiosidad

La historia del diario continúa en...

sábado, marzo 13, 2010

Sí, es cierto que tengo esto muy abandonado.
Realmente no lo uso de diario (no llevo ningún diario) y creo que estoy dejando poco a poco de escribir.
Pero quiero cambiar eso.
Porque escribir ha sido siempre el 80% de mi vida, y no puedo renunciar a mi futuro sueño.
El estrés, la mala vida, los nervios, el agobio, la apatía, la abulia ( y varios sinónimos más de vagancia ) el paro, el fracaso académico, el fracaso familiar, la vida sentimental tipo Titanic (por lo del iceberg y el hundimiento, no por lo de Kate Wislet, que ya me gustaría) y unos cuantos etcéteras más, me están haciendo descentrarme de una manera insana y destructiva.
Un vertiginoso ritmo de envilecimiento de la musa, que me está haciendo perder facultades a 230km/h, me está llenando la cabeza de serrín.
Todo lo que hago es caldillo de bolsa de basura, y huele a cadáver.

Práctica, la práctica hace al maestro. Tengo que esforzarme. Aunque solo salgan serpientes y sapos por mi boca últimamente.


Ah, y si alguien tiene un puesto de trabajo, aunque sea de sicaria, que me informe.


Mando un abrazo a todos mis seguidores, los que comentáis y los que no, porque me habéis animado muchas veces a escribir, y ya es hora de agradeceroslo.

Hasta pronto, espero.

6 comentarios:

  1. No dejes que esa cabecita se oxide.
    Siempre es un placer leerte, así que procura escribir, =P

    ResponderEliminar
  2. Escribe,escribe y lee, como bien dices, la practica hace al maestro.No dejes que te lleven por mal camino y sigue lo que te dicte el corazón.Beso.

    ResponderEliminar
  3. Te ruego que nunca dejes de escribir.

    ResponderEliminar
  4. Nueva tienda virtual, echa un vistazo:

    http://ropa-malaga.blogspot.com/

    ^^

    ResponderEliminar
  5. Alguna vez te he dicho, lo importante que eres en mi vida¿?...

    Mentirijillas desde mi reino.

    ResponderEliminar
  6. megustan tus textos, no lo dejes, a ver si eres capaz de aficionarme a estas alturas de mi vida

    ResponderEliminar