No te quedes con la curiosidad

La historia del diario continúa en...

lunes, septiembre 17, 2012

Ella Soledad

Encuentro a la gente aburrida, predecible. Con un cruce de pocas palabras siento que los conozco,que veo sus debilidades gritando como cachorros pidiendo atención. Todo salta a la vista, todos somos inseguros, hay pocas ocasiones para la sorpresa, para el misterio. Nadie me inspira curiosidad como individuo, siento la curiosidad general por la raza humana que todos comparten, cada conversación es un estudio antropológico filosófico de mi interlocutor, y estoy muy cansada. Por eso me gusta tanto mi soledad. Ella es diferente. Ella brilla hacia afuera desde mi misma dimensión, no me deslumbra con torpes tumbos de reclamo de valoración o juicios, como todos los demás. Es un descanso. Por eso, cuando no quiero estar sola, la elijo a ella por compañera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada